Becarios del FONCA 2002 - 2003 - De generación a Degeneración

Replica21

Santiago Espinosa de los Monteros

Jimena PadillaJimena Padilla.

Frente a un conglomerado de numerosas actividades relativas a la difusión de las artes visuales, resulta imperante detenernos por unos momentos y mirar con agudeza aquello que se nos presenta para nuestra revisión. En la República Mexicana se suceden constantemente exposiciones, conferencias, presentaciones de catálogos, ciclos de video, colectivas de fotografía, pintura, gráfica, nuevos espacios públicos y privados abren y cierran sus puertas anualmente y numerosos creadores de todo el país pelean, comparten, reparten y se apropian de galerías, museos, espacios públicos y privados.

Dentro de todo ese intenso acontecer en el campo de las artes visuales y la arquitectura, quienes de todo el país han sido beneficiados por el Programa de Estímulo a la Creación del FONCA, son indudablemente aquellos escogidos de entre un numeroso grupo de creadores que aplicaron a este programa.

¿Por qué unos sí lo obtienen y otros no? La selección la lleva a cabo un grupo de personalidades cuyas características y trayectoria les confiere una calidad de excepción en sus diversas disciplinas. Ellos mismos se convierten a su vez, durante el año de duración del estímulo, en los tutores de los diferentes grupos de creadores que por ese lapso desarrollan y dan cuerpo a los proyectos por los que fueron seleccionados.

Por esta y otras razones las exposiciones Creación en Movimiento que año con año muestran el trabajo de los becarios del FONCA, se han convertido en una referencia insoslayable del acontecer plástico y arquitectónico de las nuevas generaciones. Sin ser una más de las muchas exposiciones que ruedan por el país, muestras como ésta dan cuenta, en su eclecticismo, de la vitalidad creadora de quienes fueron seleccionados para recibir este estímulo.

Ricardo CaballeroRicardo Caballero.

La generación 2002 - 2003 cuyas obras se presentan en el CENART, es indudablemente una de las más representativas en cuanto al corte generacional. Quizá esta sea una de esas raras veces en las que al rededor de siete becarios recibieron el estímulo por segunda ocasión, sorprendiendo en casi todos los casos la diferencia temática y conceptual entre su primera estancia y la segunda.

El resto de los participantes por su parte, (entre quienes se encuentran creadores que han recibido gran atención por parte de la prensa especializada y participado en importantes exposiciones nacionales e internacionales), ha debido laborar al parejo de compañeros quienes vivieron esta primera experiencia de aproximación a las obras ajenas durante los tres encuentros que se llevan a cabo durante el año y en la que se reúnen de manera simultánea becarios y tutores. Ahí, en esos foros, se discute sin cortapisa la obra ajena y se le confronta con la propia. Las batallas se dan en público y en público también se despliegan las más diferenciadas personalidades.

La selección de obra ha obedecido fundamentalmente a un trabajo curatorial directo entre los creadores y los tutores. Las peculiaridades de exposiciones como ésta, en la que no existe una columna vertebral temática, obligan a que sean seleccionadas obras lo más representativas posibles de cada autor, sin buscar entre ellas relaciones conceptuales, formales o temáticas, aunque ellas se den de manera natural por compartir en ocasiones intereses o las mismas fuentes de información.

Creación en Movimiento en su versión 2002 - 2003, es indudablemente un documento que aporta a la lectura del acontecer contemporáneo en el campo del diseño arquitectónico y las artes visuales. Su lectura si es de suyo referencia de una generación, lo es también al momento de conformarse como exposición, en documento de trabajo de un grupo de creadores que forman ya parte de nuestra atmósfera visual.

Georgina BringasGeorgina Bringas.

Comentarios

Comenta esta nota.
Envía tu mensaje en la sección CONTACTO

 

Fecha de publicación: 24.06.2004