Del aburrimiento a la acción: galerías de autor en Morelos.

Larisa Escobedo

Cisco JiménezCisco Jiménez.

Vivir en una ciudad de provincia tiene ciertos costos culturales, así como ciertos beneficios que sólo quien ha habitado la periferia conoce. El hastío, el aburrimiento y la monotonía y son estadíos que continuamente se debaten contra una fuerte sensación de pertenencia, de tranquilidad y de colectividad que en las grandes urbes quizá no sea tan claro. La vida de las ciudades foráneas, de esas en las que ha sido la explosión demográfica lo que las ha denominado ciudad, pero que permanecen inevitablemente en un ritmo pueblerino, en el que no pasa nada, se convierte poco a poco en una asfixia colectiva, en donde no existe actividad cultural metropolitana pero al mismo tiempo las raíces y lo culturalmente tradicional se van borrando entre nuevas avenidas, centros comerciales, industrias y complejos habitacionales que aparecen diariamente en algún sitio donde antes solíamos ir a jugar.

Hace poco platicaba con un amigo que conocí en Cuernavaca cuando ambos vivíamos ahí, decíamos, que crecer en una ciudad de provincia permite crear un vínculo de pertenencia y arraigo mucho más fuerte que en la Ciudad de México –a donde ambos hemos emigrado-, pues el anonimato y la soledad no son sentimientos tan frecuentes como en metro Pino Suárez a las dos de la tarde. Mientras en la gran metrópoli suceden cientos de acontecimientos, en Cuernavaca con suerte estén ocurriendo dos, pero lo que me interesa es el hecho de que como ciudadano es más fácil acudir a todos los eventos de una pequeña ciudad, que ir a unos pocos de una gran urbe. ¿Es un defecto o una virtud?

Dentro de este contexto de aburrimiento generalizado cuernavacense, nace en 2002 el proyecto de galería de autor E21 (antes Espacio Aragón y León 21) que pronto se vuelve una referencia obligada tanto para artistas contemporáneos oriundos, como para adolescentes cazando fiesta. Sus directores, Alejandro Cortés e Iván Escalante se convirtieron en muy poco tiempo en los anfitriones de lo underground morelense. En ese espacio se pudieron ver exposiciones de artistas con una trayectoria reconocida como Grace Quintanilla, Silvia Gruner, Magali Lara, Diego Toledo o Cisco Jiménez, al mismo tiempo que artistas emergentes tuvieron un foro de expresión, tales como Camilo Soberanes, Elisa Estrada, Jimmy Juárez, Moisés Regla, Meredith Arena, Axel Estrada y Paola Esquivel entre muchos otros, dando especial apertura curatorial a proyectos in situ.

Miguel Ángel MadrigalMiguel Ángel Madrigal.

Pero el dinero de las becas, así como la energía se terminan… o tal vez debiera decir, se transforman, mutan. Coincidiendo casi totalmente en fechas, en el momento de clausurar E21, en noviembre pasado, apareció no con discreción un nuevo foro para las artes visuales morelenses. El colectivo Revestimiento Muro se lanzó a tomar las calles de la ciudad con el proyecto de arte público Estamos aquí? que culminó con la inauguración de Zarco Galería el 5 de noviembre del año pasado. Sus directivos, Gerardo Camargo y Alison Lee Schroeder comentan “Zarco funciona como un recurso didáctico y espacio independiente de exposición para las artes visuales, enfocado en el arte contemporáneo. Nuestra meta es generar mayor comunicación y construir comunidad al ofrecer un programa multidimensional de exposiciones, clases, pláticas, y talleres que estimulan el pensamiento, dialogo, y acción”.

Hasta ahora Zarco ha presentado tres exposiciones colectivas con obra de Ximena Hermida, Miguel Ángel Madrigal, Roberto Pochas, Katherine Chandler, Cisco Jiménez, Rodrigo Priego, Gerardo Camargo y Alison Lee Schroeder, y dos individuales de Iván Escalante y Roberto Cortés. Zarco no sólo se contempla como galería, sino como todo un espacio de acercamiento al arte contemporáneo a través de talleres para niños y adultos, la producción de carpetas de obra gráfica tras las exposiciones colectivas y la presentación de conferencias y mesas de debate. Zarco, además se visualiza como un espacio incluyente lanzando convocatorias públicas para la selección de los artistas en casi todas las muestras. Su propuesta es retomar la experiencia anti-aburrimiento de E21 pero generando una energía propia, individual.

 

Comentarios

Comenta esta nota.
Envía tu mensaje en la sección CONTACTO

 

Fecha de publicación:24.02.2005