Dataspace. El espacio virtual ha llegado a los museos

Lilia Pérez RomeroLilia Pérez "Frontera".

Gabriela Galindo

Rafael Lozano – HemmerRafael Lozano – Hemmer. "Entanglement (Enredo)"Los nuevos medios están invadiendo el terreno del arte o quizá es el arte el que se está atreviendo a conquistar nuevas herramientas con el objeto de alcanzar formas diferentes de manifestarse.

Hoy en día, el problema es distinguir la línea de identificación cultural. Ya no hablamos de territorios geográficos, sino de identidades culturales. La cybercultura es una caracterización de la instrumentación de estas expresiones. El debate de identidad se concentra en el desarrollo de discursos críticos que abordan la transculturización de ideas y la comunicación global e instántanea.

 

En el contexto del arte, el cuestionamiento en torno a la identidad e identificación cultural, nos lleva a la necesidad de distinguir entre dos elementos que están íntimamente relacionados: el contexto cultural-simbólico que contiene la obra de arte en sí, en contraste al contexto individual de creación del artista.

Debemos preguntarnos si una obra particular corresponde a un impulso individual del artista o si más bien, pertenece a un determinado contexto cultural. Si responde a una posición personal o quizá la importancia de la pieza está en el medio en sí. Estas preguntas son comunes en la crítica y análisis de cualquier obra de arte, sin embargo se hacen más enfáticas y radicales cuando nos enfrentamos al trabajo de los artistas que utilizan medios electrónicos.

Iván AbreuIván Abreu. "Defrost"

David Hinojosa AdmannDavid Hinojosa Admann. "Stockartist"

Pero, en el campo de las artes visuales para entender, hay que ver. En la muestra Dataspace, que se presenta actualmente en el Laboratorio Arte Alameda, encontramos una "representación del espacio inmaterial en el que se confrontan las obras con el espectador y el cual es generado por la simbiosis humano/computadora", como señaló Príamo Lozada, curador de la exposición. Dataspace reúne proyectos de arte electrónico que nos remiten al cuestionamiento original: el arte electrónico es un simple agente de transformación y modernización de los medios de expresión o representa un movimiento cultural con raíces más profundas que están modificando, no sólo el medio, sino también la forma como concebíamos el arte.

Entre los artsitas que participaron en esta muestra se encuentra Rafael Lozano-Hemmer que presentó una obra formada por dos grandes rótulos de luz neón con la palabra Entanglement (enredo / entrelazamiento), situados, cada uno, en lugares distantes, considerando que la pieza puede ser montada en lugares tan lejanos como dos ciudades distintas. Las palabras se encuentran enlazadas a través de la red y responden a la acción de los visitantes, cada una cuenta con un interruptor que, al ser accionado, manda la señal a través de Internet, provocando el efecto de la acción en la palabra distante. Entaglement se refiere a un término que dentro de la física cuántica describe la extraña propiedad de dos partículas subatómicas de comportarse como una sola, concepto que también nos acerca a la idea de la posibilidad que actualmente la red nos permite, de actuar e interactuar directamente dentro de una "realidad remota".

La interacción del espectador con la obra es una de las posibilidades que los nuevos medios han permitido. El espectador pasivo que se paseaba por una muestra sin hablar, sin tocar, y casi sin moverse, se está quedando en el olvido. Lilia Pérez Romero juega con el espectador a través de su obra Frontera en la que por medio de sensores es detectado el movimiento del espectador y estos movimientos son lentamente repetidos por un personaje que se proyecta en una pantalla. En este punto la realidad virtual y la real se confrontan para cuestionar quién de los dos se encuentra en el mundo real.

Los diferentes ámbitos del arte se están concentrando en un solo espacio, el término Multimedia (hoy tan sobado y socabado) nos permitía entender con claridad este encuentro. En la instalación Defrost de Iván Abreu se invita al público a intervenir en la superficie de un cubo empañado que, por medio de una "matriz conductiva desempañante" se van formando figuras que se proyectan en una pantalla. Esto, al tiempo que la acción poética de Clauda Algara y David Hinojosa, buscan establecer un diálogo experimentando con la poesía y la música electrónica proveniente de algunos "antros" afamados de la Ciudad de México.

Esta acción que se acompaña con la distribución de folletines con textos poéticos, y ligas* a los sitios de Internet de proyectos simuladores y poéticos. Uno de los sitios es un simulador de un mercado del arte, donde se puede comprar y vender arte o navegar por la exposición de obra artística, dando al cibernauta la posibilidad de influir en el valor especulativo de las obras. Este es un ejemplo de cómo música, poesía, proyecciones de video y computadora, impresos, sitios… todo junto es una sola obra.

Claudia AlgaraClaudia Algara. "Después de las horas"              Arcángel Constantini Arcángel Constantini . "Semimscope"

Es asombroso pensar cuan tempranamente Benjamín señalaba los tres puntos que hoy se consideran claves para re-pensar cómo se relaciona el arte contemporáneo con las nuevas tecnologías: en primer lugar, la desaparición de la obra única y por consiguiente la disolución del concepto de autor, en segundo lugar la cuestión de la interactividad. Como “democratización” de las relaciones entre artistas y espectador y finalmente el fenómeno de la aceleración y la velocidad de imágenes, textos y sonidos como un factor de dispersión que presenta un obstáculo a la experiencia del recogimiento y tiende a convertir al arte en comunicación. La idea de Benjamin sobre el poder auréatico involucra algo más que una cierta “magia” en las piezas o en el arte mismo; la mayoría de las veces nos enfrentamos a la interpretación de que la reproductibilidad técnica genera la pérdida del aura como una pérdida del valor cultural, del objeto único y original, ya que al permitir la reproducción existen innumerables copias exactamente iguales. En la reproducción técnica mejor lograda falta el “aquí y ahora” de la obra original, eso constituye, según Benjamin, el “aura”: la “manifestación irrepetible de una lejanía (por cercana que pueda estar)”.

Y abordando el tema de la simulación, reconocemos en ella una forma en la que el ser humano se permite jugar y distorcionar la realidad sin correr ningún riesgo. Es uno de los campos más prolíficos de desarrollo de los medios electrónicos, juegos, simuladores de vuelo, de manejo, de realidades inexistentes, nos permiten adentrarnos en mundos y situaciones que podemos controlar y revolver sin arriesgar nada. Arcángel Constantini presentó también un simulador electromecánico de imágenes en movimiento, en la que utiliza una banda sinfín con una serie de fotogramas y un sistema de luz estroboscópica sensible a la presencia del visitante. Finalmente, García Torres, interviene en la muestra con una pieza sonora en la que manipula una voz a diferentes velocidades utilizando los textos de avisos y restricciones que generalmente son minimizados en los medios.

Al parecer, estamos pisando un terreno en proceso de “hibridización”, el Net Art (arte en la red) y Cyber Art (arte electrónico) están asumiendo la tarea de abrir campo a las discusiones en el ámbito social, cultural, político, y de interiorización personal que llega a desbordar hasta la fantasía e imaginación más atrevidas. En cualquiera de sus formas, los nuevos medios hoy están en los museos y no va a ser fácil sacarlos de ahí.


www.despuesdelashoras.com
www.stockartist.net
correo electrónico: club@despuesdelashoras.com

 

Comentarios

Comenta esta nota.
Envía tu mensaje en la sección CONTACTO

 

Fecha de publicación: 02.02.2006