Minerva Cuevas, arte y (corrección) política

Minerva CuevasOverseas, 2006, (Siete mantas de 80 x 100 cm).

Julen Ladrón de Guevara

Reconstrucción, la más reciente exposición de Minerva Cuevas en México, es una muestra del trabajo que ha presentado estos últimos años en otros países. Por lo general, Cuevas realiza sus piezas tomando en cuenta el contexto del lugar donde son exhibidas, sin embargo en esta ocasión decidió exponer la obra que fue concebida para un entorno distinto, porque para ella es importante mostrar la evolución de su trabajo en sus propio país: Casi nunca preparo la exposición ni repito una instalación. El caso de la de Casa del Lago es diferente porque me interesaba que esas cosas se vieran aquí. Después de la exposición en el Museo Rufino Tamayo no se sabía muy bien qué estaba pasando con mi obra. Quisiera hacer una exposición individual de trabajo nuevo en México, por eso sentí que era necesario hacer un puente entre esos proyectos de hace 10 años y lo que ha sucedido en otros lugares, para después aterrizar con algo nuevo , señaló en entrevista la artista. 

El discurso de Minerva Cuevas gira en torno de una serie de redes simbólicas, a partir de las cuales expone su propia versión de la realidad social de los lugares que visita. Uno de los recursos más socorridos en la obra de esta artista, es el empleo y manipulación de iconografía de marcas reconocidas. La selección de éstas no es arbitraria, detrás de sí deben tener una historia de abuso, de explotación o de algún tipo de injusticia qué exponer, de tal manera que manipula ese símbolo conocido por muchos, esa iconografía que nos es tan familiar, convirtiéndola en una imagen de denuncia.

Nuestra realidad social y entorno cotidiano están conformados por una serie de redes simbólicas, que nos bombardean constantemente de una información más cargada de significantes que de significados. Esta veta, la del discurso subliminal, es la que constantemente explota Minerva con su discurso visual, aterrizándolo a manera de arte de denuncia de la exposición pública de hechos políticos (motivados por las instituciones o particulares) que obedecen a conductas poco éticas.

Minerva CuevasSchöneweide Walk, 2004
Dos impresiones laminadas con barniz UV y mapa impreso en offset
185 x 135 cm cada imprersión y 54 cm diámetro del mapa

El arte activista de hoy se propone propiciar las condiciones para que surja el encuentro, el diálogo, el debate. En el número 16 de la revista Curare, Francisco Reyes Palma dice lo siguiente sobre Minerva Cuevas: "(ella) forma parte del escaso contingente de artistas capaces de desplegar una expresión creadora con contenido crítico y político no panfletario, una modalidad de arte social renovado por el desdoblamiento crítico de los objetos, donde el retorno a lo básico y cierta ingenuidad no restan agudeza y efectividad a su activismo como forma de creación".   Dentro de este mismo discurso, Cuevas comparte afinidades con artistas como Santiago Sierra, que tiene una larga trayectoria en el terreno del activismo social y la denuncia de los hechos con el arte como hilo conductor. Sin embargo, como Minerva misma lo cuenta, el suyo   no intenta ser un trabajo de denuncia o un cuestionamiento moral: " ... no intento decir que no hagan esto o lo otro, eso no me interesa tanto. Simplemente pongo ahí toda la información disponible, misma que, obviamente, estas compañías no ponen. Es como completar el perfil de estas corporaciones. El video realizado en el centro para las artes de Banff, Canadá, Sleeping in the Forest, o las fotos de Berlín ( Overseas ) siguen siendo en el mismo tono; hay un interés social que no necesariamente tiene que ser de denuncia. En realidad no me interesa educar en ese sentido, lo que hago esa complementar, realizar un proyecto social de trabajo alrededor de mis intereses,   y al final esas dos cosas tienen el mismo fin".

Minerva CuevasDel Montte-Mural II, 2004 (detalle)
Acrílico sobre muro y latas.

Por otra parte, si no se renueva en su estructura discursiva y en su aterrizaje estético, el planteamiento de la denuncia social a través del arte, podría parecer una postura antiimperialista retomada de los años 70. La obra de un artista cuyo sustento descansa en la denuncia corre el riesgo de perder fuerza y convertirse en una fórmula repetida, o al menos eso fue lo que me vino a la cabeza mientras recorría las dos salas que albergaran la exposición de Reconstrucción. La muestra en Casa del Lago estuvo conformada por seis obras: Donald McRonald, Del Montte, Piratas y héroes, Sleeping in the Forest, Concierto 50, Overseas y Schoneweide Walk.

La exposición podría dividirse en dos grupos equidistantes. En el primero, encontramos que las piezas no son muy interesantes por una evidente falta de espontaneidad. En éstas la propuesta es algo rígida, muy ensayada, el planteamiento es un tanto obvio y son algo aburridas, porque únicamente utiliza una modificación parcial del logotipo de las empresas,   a pesar de tener una factura impecable.

En el segundo grupo, nos encontramos con un trabajo que cobra vida por sí mismo; son piezas que no fueron concebidas como en laboratorio y que por su propia naturaleza son espontáneas. Pareciera que la artista se tropezara con ellas sin pretenderlo, como si éstas dieran con Minerva y no al revés. Aunque dos de ellas, Concierto 50 y Piratas y héroes tuvieron que planearse previamente, el hecho de no saber a priori cómo reaccionaría la gente convocada para ese trabajo, es lo que las hace más interesantes.

Dentro del primer grupo incluyo obras en las que la referencia es una acción programada, reactiva, en función de la presencia de logotipos y marcas mundialmente conocidas:

Donald McRonald (2006) es el video documental de una acción pública donde se muestra a un personaje muy parecido al icono de Mc Donald´s. Esta versión similar del conocido payaso es una acción preformativa en la que el personaje invita a la gente que en ese momento está comiendo hamburguesas, a que no lo haga porque son de dudosa calidad y dañan la salud. Todo el discurso gira alrededor de la concientización del público que consume los productos de esta marca. La gente se desconcierta por el performance y escucha sin conceder, pero al final entra a cuadro en el video la fuerza pública y se lleva detenido al actor principal. La pieza no aporta otros elementos de juicio que no hayan sido planteados ya por la película Super Size Me (2004) dirigida por Morgan Spurlock.

Minerva CuevasDel Montte-Mural II, 2004
Acrílico sobre muro e instalación con latas.

Como parte del proyecto que Minerva Cuevas realizó en su estancia en Banff, Canadá surgió Sleeping in the Forest. La artista durmió una noche con su bolsa de dormir, una linterna y una cámara de video, como forma de desafío a la naturaleza que vive en los bosques de este lugar, la pieza recuerda las acciones del artista alemán Joseph Beuys de los 70. En el video se puede ver a un venado que está echado sin espantarse por la irrupción de un ser humano en su hábitat, porque está acostumbrado a ser respetado por los demás humanos en su entorno. La pieza muestra ese temor a la naturaleza que sentimos los seres urbanos, que hemos hecho de la experiencia natural una construcción intimidante.

Minerva CuevasSchöneweide Walk, 2004 (detalle)
mapa impreso en offset.

Una serie de 130 latas apiladas en una mesa que a golpe de ojo parecieran ser de la marca Del Monte integran la instalación Del Montte (2004). Las etiquetas fueron modificadas, en vez de Puré de tomate, del Monte calidad dicen en francés: Pur Meurte. Del Montte Criminal (Pura muerte, del Monte criminal). A esta pila de latas la acompaña una pintura mural con la misma iconografía comercial de la empresa y un texto que entre otras cosas dice que la transnacional Del Monte FDP ha colaborado con fuerzas policiacas y grupos paramilitares de la CIA en Centroamérica.

Overseas (2006) es una instalación de once mantas con atractivos logotipos de distintas marcas de agua provenientes de Suiza. A pesar de que este país presume de contar con el agua más pura del mundo, paradójicamente sus propios ciudadanos consumen miles de litros agua embotellada al año. La razón principal son las atractivas etiquetas, mismas que evocan a los hermosos paisajes suizos, donde corren las cristalinas aguas que están en peligro de extinguirse debido a la deforestación, ocasionada, entre otros, por la empresa multinacional Nestlé, para acaparar los paradisiacos lugares de donde extraen el vital líquido.

El segundo grupo de obras se distingue por utilizar el azar y la casualidad como tácticas para crear acciones que involucran a personas y lugares, en los que estigmas tales como la migración y las fronteras (lingüísticas, físicas o políticas) son causa y efecto de la vida de esas personas.

Para convocar a músicos de diversas   nacionalidades que tocaran cualquier instrumento, Minerva Cuevas colocó anuncios por todo el barrio de inmigrantes de Lavapiés, en Madrid. El resultado es la pieza llamada Concierto 50 (2003) donde 50 músicos improvisados tocaron sin ensayo, conjuntando sonidos de tambores africanos, con ritmos cubanos y brasileños, entre otros muchos. Concierto50 en Lavapiés me parece una pieza que sin ser intencionadamente políticamente correcta, parece organizada por la marca United Colors of Bennetton, porque habla de una realidad más generalizada; de alguna manera evidencia los "parámetros internacionales" de la migración y de la otredad. En este video podemos observar las imágenes y símbolos de personas de países exportadores de mano de obra o los estereotipos raciales que se construyen a partir de   los lugares de origen.

Minerva CuevasNot Impressed By Civilization, 2005.
Proyección de video sobre muro pintado con acrílico
Video en color transferido a DVD.

Piratas y héroes (2006), es un conjunto de entrevistas realizadas para un casting para encontrar a la gente que pudiera representar a los cinco super héroes en la videoinstalación Economía del imaginario , que gira en torno a la historia de la industria cinematográfica de Hollywood, la piratería y los súper héroes sociales. La documentación del casting la realizó Minerva a partir de un anuncio que publicó en el periódico ( Casting 19 y 20 de julio. Buscamos actores y personas con físico y mentalidad de super héroes. Video independiente). Mientras los entrevistados van contestando las preguntas en voz alta,   inevitablemente uno las va contestando también, recordando lo mejor de la infancia: ¿Cuál es tu super héroe favorito? (La mujer araña, me dije) ¿Sueles ir al cine a ver películas de super héroes? (Por supuesto, lo hago con mis sobrinos para aparentar que son ellos los interesados) ¿Si tuvieras un super poder cuál sería? (El de hacerme invisible cuando quiera que me trague la tierra) ¿Hay algún villano que te parezca interesante? (Sí, Lex Luthor me parece atractivo así pelón). Los videos muestran a gente real con aspiraciones legítimas que realizan sus fantasías a través de posesionarse de un personaje de historieta que admiran.

La pieza Schoneweide Walk (2004) consta de dos fotos y un mapa donde está trazada la caminata que Minerva Cuevas realizó en un suburbio industrial de Berlín que solía ser de cierta alcurnia y que ahora, luego de la transformación económica de la industria pesada, se encuentra semi abandonado. Durante su recorrido por el margen de un río se observa el lado opuesto. La fotografía de ambos lados rinde un testimonio involuntariamente romántico que hace ver y comprender que hay situaciones para las que no existen las fronteras, ni geográficas ni de idioma: de un lado dice Ich Liebe dich (Te amo, en alemán) y del lado opuesto del río I love you too (Yo también te amo, en inglés).

La propuesta de Minerva parte del cuestionamiento de un lenguaje publicitario, pero no va mucho más allá de éste. Da la impresión a veces ambigua de que su modus openrandi logra mover la línea crítica solamente unos grados más allá del discurso establecido por la publicidad. Se agradece que no sea tan dogmáitco pero no deja de ser tibio, y probablemente sean las propias marcas las que podrían sentirse más vulneradas. El discurso de Minerva tiene que ver con un planteamiento lingüístico aterrizado de una manera gráfica, lo que presenta es una parte del discurso o al que aun le falta una conclusión que redondee una propuesta de acción.

(Fotos cortesía de la galería Kurimanzutto)

 

Comentarios

Comenta esta nota.
Envía tu mensaje en la sección CONTACTO

 

Fecha de publicación: 27.02.2007