Arte-Publicidad: Tan lejos, tan cerca

Replica21

Ulises Mora

Ulises MoraSábado 13 de mayo, 2000. 1:07 p.m. Voy retrasado en mi cita con Carl para realizar la entrevista, tengo pocos pero significativos antecedentes del personaje, dentro de ellos una parte de su portafolio de trabajo como publicista, que contiene varias de esas imágenes icónicas contemporáneas que por su penetración al medio urbano cualquier artista envidiaría, algunos de esos trabajos realizados en Canadá su país natal, hasta los más recientes para la agencia de la cual es vicepresidente y director creativo (BBDO México). Así mismo Carl es presidente de la importante asociación de publicistas, Círculo Creativo de México.
Un trajeado individuo desciende de una lujosa camioneta para entrar junto a mí a la Galería de Arte Mexicano (donde lo he citado), le dirijo una sonrisa que no responde al tiempo que descubro sentado en un escalón de la galería, a otro de shorts, camiseta y gorra, quien sí devuelve la sonrisa para identificarse como Carl W. Jones B.

Ulises MoraTraté de explicar lo que obviamente ha comprendido, el porqué realizar la entrevista en el marco de una exposición de cuatro artistas en torno a la publicidad y es que la publicidad es arte, (dice)...cuando yo era estudiante de Artes plásticas, la concepción de arte se limitaba al de los grandes maestros de la pintura, dentro de una educación académica y conservadora, entonces en los 70´s descubro a Warhol con sus latas de Campbell´s y sus cajas de Brillo para cuestionar el sistema establecido del Arte y plantear al advertising, los productos de consumo cotidiano y los recursos gráficos de la mercadotecnia como una posibilidad contemporánea de arte; Además Warhol funcionaba en sí mismo como una agencia publicitaria, tenía un taller (the factory) con varios ayudantes que de manera mecánica reproducían sus imágenes e incluso consolidaban sus ideas de autopromoción.

Ese rasgo cuestionó entre otras cosas, valores artísticos como la originalidad y la autoría de la obra. La publicidad es el arte de las calles, un reflejo del mundo al igual que el arte, lo que puede hacer una diferencia es que el arte además lo cuestiona, es más reflexivo y subjetivo, un anuncio debe ser claro, simple y directo, si se presta a múltiples lecturas y diversos significados es que algo está mal en el mensaje.
El publicista pretende influír en una conducta como consumidor, el artista en una filosófica, sin embargo ambas recurren a la plástica y la estética para seducir y enganchar al espectador, hay igualmente recursos de composición, color, proporción, etc.

Ulises MoraCuestiono entonces a Carl sobre el trabajar bajo encargo y en relativo anonimato, ejemplifico con mi caso personal como ilustrador separado del arte, bueno (replica) la aplicación es distinta, pero lo importante es el resultado, no como llegaste a él, a mí lo que me gusta es eso, el resolver un problema de imagen y arte de un cliente y que al pasar por mí se convierta en un producto artístico, cuando Miguel Angel realiza los murales de la capilla sixtina estaba resolviendo el problema de la imagen de dios por encargo del Papa, y en conjunto es un grandioso trabajo publicitario para la iglesia católica.

Acerca del anonimato, en efecto es muy relativo pues los tiempos actuales te hacen más fácil volverte famoso en la publicidad que en el arte, te puedes cotizar realmente alto, de hecho no pinto porque además de que creo no era realmente bueno para eso, opté por llevar una vida mas segura que la del artista convencional.

Al preguntarle sobre su estilo (yo opino de un elegante sentido del humor y cierto surrealismo) afirma... Sí hay una manera particular de abordar los temas pero no debe predominar tu sello, mas bien tienes que adaptarte a la personalidad de cada producto... en efecto creo que soy simple y directo en mis imágenes, como la llanta firestone con forma de candado, la ves y de inmediato deduces: llanta-segura ...el humor, en efecto creo que es una manera de acceder al público, claro dependiendo de la firma, lo he evidenciado más por ejemplo en Alka-Seltzer o Salsa Tabasco, uno tiene el enorme reto de capturar la atención con una imagen y slogan contundente porque en realidad a nadie le gusta ver publicidad exceptuando a los publicistas...

Ulises MoraUlises Mora

... Sí, recurro al surrealismo porque la computadora me ofrece la oportunidad de hacer verosímil lo imposible, una fotografía retocada digitalmente puede hecerte ver como el asfalto se arruga al frenar una llanta, a la Venus de Milo llorando o a un teléfono celular despidiendo aroma de perfume, eso aunado a que los ilustradores del medio son escasos aquí en México, porque hay una gran separación entre los artistas y la publicidad a diferencia de norte América y Europa donde éstos son multidisciplinarios y recurren con frecuencia al trabajo publicitario sin prejuicio.

Sobre el coleccionismo... sí estoy interesado en coleccionar arte mexicano, pintura, fotografía y también folk art, visito artesanos de Oaxaca por ejemplo para comprarles piezas, me interesa la obra que tiene relación con la publicidad, de artistas que también trabajan en ella como Gritón, Arturo Jiménez, Niegel Dixon, y en Canadá todavía tengo enbodegada mi colección de arte y artesanía sudamericana.

De tu adaptación al contexto mexicano y su comparación con el exterior... Conservo el carácter global de mi trabajo aquí, aunque algunos productos requieren de un humor muy local que he tenido que aprender como el del teléfono celular que aparece con 2 huevos y dice: Se necesitan 2 cosas para tener éxito en la vida, o el de la salsa que dice: ¿Tu gringa te sabe a Belga?

Por lo demás incluso si te interesan los premios internacionales, conviene tener un portafolio de una lectura universal.
En cuanto al nivel, es sorprendente ver en México la cantidad de artistas de calidad en comparación a la baja publicidad que se maneja, otros países como Argentina por ejemplo tienen extraordinaria publicidad y regular artisticidad.

Pese a ello creo que exposiciónes como esta ayudan a desvanecer cada vez más la línea que separa ambos fenómenos socio-estéticos.

En opinión del que escribe, esta línea se desvanece en la medida que la publicidad se nutre más ávidamente del arte y los artistas apabullados por el vertiginoso medio comercial, se interesan en la fenomenología y alcance de los anuncios, la diferencia la dictará como siempre quien tenga la conciencia clara reflexiva de poner en cuestión los sistemas establecidos de cultura y estética basada en una conceptualización de sí mismo en función a los tiempos presentes.

Ulises Mora

Ulises Mora

 

Comentarios

Comenta esta nota.
Envía tu mensaje en la sección CONTACTO

 

Fecha de publicación: 04.01.2001