En camino. Un libro de Rosario García Crespo

Replica21

Jaime Moreno Villarreal

Ponerse en camino es comenzar de nuevo la vida. Rosario García Crespo ha elegido como disciplina espiritual y artística la caminata, especialmente a través de los bosques. En ellos ha encontrado santuarios que la han llevado a abrir nuevos senderos: pues el camino del bosque no consiste de una sola senda sino de la multiplicidad de rumbos que se abren y que hay que ir librando, inventando electivamente en un recorrido. En el cruce de esa invención con la naturaleza surgen encuentros únicos.

Rosario García CrespoEste libro reseña los encuentros que la artista ha experimentado y, en cierta medida, precipitado en sus excursiones. Algo tiene su práctica artística que recuerda los peregrinajes que, durante ciertas estaciones, grupos de romeros realizan en todo el mundo hacia lugares sagrados. Los recorridos y acciones de García Crespo, como los de los peregrinos, se alientan mediante el uso de símbolos añadidos a la vestimenta, se nutren de una comunicación con la naturaleza y el paisaje, y se pueblan de episodios simbólicos. El trayecto del peregrino no se cumple simplemente con seguir un itinerario; ni se trata de paseos, por largos y hazañosos que puedan ser: el camino conduce al peregrino más bien hacia su interior. La ruta es necesaria, la búsqueda es descubrimiento. En el centro del bosque uno mismo está esperando. No es un paseo sino una consagración. A lo largo del trayecto, las satisfacciones, los retos y las penurias confrontan al peregrino, y en este caso a la artista, con un verdadero rito de paso. Nunca es el mismo el que fue y que vino. Ponerse en camino es, por ello, comenzar de nuevo la vida.

Rosario García Crespo cumple en el bosque ciertos ritos que ella misma prescribe. En ellos se funde con las piedras, las aguas, la tierra, los árboles y el paisaje. A esa fusión le corresponden actos de purificación y de investidura: la artista se lava o se unge, se alínea en equilibrio o se somete a los ritmos del viento, adopta los colores mimética o diferenciadamente, o despliega una acción que la convierte en un puente entre los elementos. Quizá como el peregrino, que se pone en camino por los demás, pues sirve como intercesor de todos los que están impedidos de emprender la ruta, García Crespo ha realizado este libro para expiar a quienes, viviendo fuera de los ámbitos de la naturaleza, se han alejado de ella. El viaje que la artista ha emprendido implica una progresión espiritual, y el reporte que ahora publica compone una estación en ese recorrido, estación en la que muestra los dones que ha recolectado.

A través de las páginas de este libro, nutrido con las imágenes de las acciones realizadas, Rosario García Crespo ha consumado un trayecto de varios años, al tiempo que ha creado un refugio en el bosque para quienes la acompañen, así sea virtualmente por medio de la lectura. Ella nos indica una vía, nos muestra que es fructífera, nos sugiere otras exploraciones personales. La autora está ya en la otra orilla, y desde ahí nos llama a cruzar, a alcanzarla, a ponernos en camino.

Texto de presentación del libro “Caminar para Descifrar” de Rosario García Crespo

Comentarios

Comenta esta nota.
Envía tu mensaje en la sección CONTACTO

 

Fecha de publicación: 30.01.2003