La Línea. Obra de Jessica Lan

Replica21

Francisca Rivero Lake

Jessica LanLa franja, mixta sobre tela.

La definición más común de línea es el ser el conjunto de todas las posiciones que ocupa un punto al moverse. Esta definición habla en pocas palabras de muchas cosas importantes: habla de movimiento, espacio, posición y de un punto. Este punto, del que se dice se mueve, va dejando un rastro, un rastro que al dejar una huella tras su trayectoria dibuja una línea. Esta línea que en sí es un principio, puede contener como el punto en cuestión, un movimiento que le haga repetirse hasta lograr en conjunto una imagen. Pero por si misma, la línea como unidad mínima de sentido, ya expresa. En una sola línea se puede explicar toda una idea. Una sola línea puede contener toda una vida. La línea es un todo.

Jessica LanAzul húmedo, mixta sobre tela.

Entre líneas es una alegoría de vida diaria. Todos todo el tiempo estamos leyendo entre líneas. Las cosas, las palabras, no son ni significan literalmente nada y mucho menos lo mismo para cualquiera. Así, al interpretar el contenido de una frase o de una imagen, al ver o leer entre líneas, es cuando sucede la comprensión. Sin el ejercicio de comprehender, nada tiene la posibilidad de entrar en nuestra cabeza. Jessica Lan investiga en este grupo de obras diversas modalidades de la línea. Estas forman letras, franjas, y campos de color que habitan telas y maderas con colores tanto cálidos como fríos. La palabra.

Algunas de las obras presentes, por su textura remiten directamente a pizarras. Esta superficie es usada como espacio en el que se escribe para después borrar dejando un rastro de lo escrito. En este caso el placer de desvanecer las palabras es tan importante como el placer de inscribirlas. Precisamente su misión es la de desaparecer poco después de ser creadas, no permanecer más que como recuerdo. El mantra está compuesto por palabras cuya resonancia interior y repetición constante logra librar a la mente de los pensamientos y la deja llegar a un estado trascendental. Las palabras en este sentido no son importantes individualmente, sino en su conjunto y repetición constante

Jessica LanBambú, mixta sobre tela.

Así las palabras escritas en las obras y en las paredes por Lan no pretenden tener un sentido literal, sino estético o pictográfico a la vista y mántrico al oído. El cuerpo de obra que presenta Jessica Lan en esta muestra se transforma por lo tanto en una metáfora de vida. En una necesidad de ver mas allá de las líneas aparentes, que al ser interpretadas por cada individuo tomarán un sentido personal refieriéndose a su propia existencia. Esta solo podrá ser descifrada por quien permita a las obras mostrarle su camino.

 

 

 

 

 

Comentarios

Comenta esta nota.
Envía tu mensaje en la sección CONTACTO

 

Fecha de publicación: 08.11.2000