De la virginidad guadalupana y el buen vestir...
o lo que es lo mismo la moda de hoy no está reñida con el rito guadalupano

Réplica21

José Manuel Springer

Valerio GámezLa virgnidad es uno de esos estados simbólicos de la naturaleza que pese al paso del tiempo sigue siendo un mito envuelto en misterios. Es por eso que sin importar cuan laica sea nuestra cultura y cuantos mitos hayan caido, el de la virgen de Guadalupe seguirá siendo indestructible, lo que no quiere decir que sea adecuable a las circunstancias de una realidad transformada por la cultura y la moda.

Para Valerio Gámez, devoto estudiante de artes visuales de La Esmeralda, este mito tiene mucha tela de donde cortar. El resultado de sus idiosincráticas exploraciones es una serie de diseños de vestuario llamados eufemísticamente Gpe. Moda (recuerdan a GAP?), que son el último grito del mito guadalupano llevado a la moda.

Cada diseño ha partido de la premisa primordial de hacerlo placentero para el modo de convivencia actual, en el que el o la joven de piel morena (güeritos de Polanco o criollos de la Prado Churubusco absténganse) pueden lucir convenientemente ataviados con una aureola de elegancia, sin por ello denigrar o pasar por alto la devoción que debe caracterizar al rebaño de Fox.

Valerio GámezValerio GámezUn atuendo debe proporcionar identidad a su usuario, pero en esta era dominada por grandes corporaciones textiles de dudoso fervor, asistimos a la creación de clones sin personalidad, jóvenes cuyo estilo es el mismo en Barcelona que en Buenos Aires o Monterrey. ¿Cuándo habíase visto por ejemplo un par de satinados pantalones, de corte amplio, estampados con vibrantes y doradas estrellas? ¿Quién no cambiaría un jersey FUBU por una de esas entalladas camisetas color carmín rosado que tanta justicia le hacen a la piel aceitunada?

Tafetas y nylons transparentes hacen visible aquello que en la imagen de la morena del Tepeyac está solamente sugerido. Y, como señala Valerio, en su campaña publicitaria -parte importante de la estrategia artística- "la virginidad es tan solo una cuestión de apariencia o ilusión". Una vez que se ha traspasado el himen o se ha pecado de pensamiento, palabra y acción, un vestuario como este puede hacer de ambos sexos la imagen pura e inmaculada que exige el inicio de un nuevo siglo.

Este 12 de diciembre las tendencia guadalupana de la moda invita a dejar de lado el puritanismo y la abstinencia a cambio de una profunda inmersión en las creencias. El Pop mexicano, de incuestionable arraigo sexenal , hace su aparición en las pasarelas, con filigranas doradas que recrean simbólicos arabescos y refilones partidistas que acentúan la heráldica guadalupana. El look natural, una mezcla híbrida de veneraciones prehispánicas y advocaciones ibéricas, encuentra en estas prendas casuales la expresión contemporánea del culto al símbolo por excelencia de América.

La virginidad, otrora venida a menos por los vaivenes de una lujuria malentendida, se renueva con la temporada. Los colores vivos y llamativos hacen renacer en el usuario una promiscuidad renovada. Los cortes sueltos en pantalones adornados con estampados y fantasías contrastan con el entallado ajuste de camisolas en tres largos de manga, el combinado con capas celestiales para ellas y el blazer elegantemente casual para ellos.

Si de alguna manera se puede recuperar la virginidad perdida y engrandecer la llamarada de la pasión es a través de estas prendas que no quedarán colgadas en la esquina del guardarropa. Cada modelo creado por Valerio tiene la garantía de un diseño perenne y materiales que no pasan de moda. Lucir fresco y bien presentado cada temporada decembrina para la peregrinación nocturna o el recorrido en rodillas por la pasarela de Calzada de los Misterios nunca fue más fácil.

Valerio Gámez

Para mayor información y ventas al menudeo contactar a Valerio Gámez al 5672-7290 y en valeriogamez@hotmail.com

Valerio Gámez

Comentarios

Comenta esta nota.
Envía tu mensaje en la sección CONTACTO

 

Fecha de publicación: 20.03.2000