Católica Industry, Semana Santa en las colecciones de moda

Valerio Gamez

José Manuel Springer

Valerio GamezEstar vestido a la moda también tiene su lado piadoso y no debería crear controversia más que en los impíos. Católica Industry, la nueva colección y exposición de Valerio Gaméz, que incluye prendas de vestir y accesorios bordados con los símbolos del Sumo Pontífice, la virgen de Guadalupe y Jesucristo; todos ellos exhibidos en plena Semana Santa en uno de los bastiones del conservadurismo católico, la ciudad de Querétaro. La necesidad del vestido y superficialidad de la modadelimitan los márgenes del terreno donde los fundamentalismos históricos y sociales se funden con interpretaciones de lo que es la estética de clase y el buen gusto.

Vestir santos de yeso o madera es un rito que se practica cada año en todos los pueblos de México. Es una tarea principalmente femenina que ocupa el lugar de una artesanía doméstica y devota. Para Valerio Gámez, artista originario de Querétaro, esa tradición debe actualizarse para darle una lectura más a tono con el look de la moda. Su más reciente exposición es una combinación de lo que él llama Moda Dolorosa con modelos de la artesanía devota. El resultado: la colección primavera-semana mayor, la cual lleva a pensar que la frivolidad de la moda piadosa tiene un fuerte componente identitario, que el artista-couturer ha sabido interpretar magistralmente, basándose en la iconografía católico-guadalupana y en el diseño de finas telas, engastes dorados y atrevidos diseños pret á porter , que harían el sueño de cualquier modisto francés.

Valerio GamezLa moda es hoy el discurso del cuerpo del que participan incautamente las clases sociales aspiracionales y las industrias culturales y del vestido. La moda es la expresión visual de la estrategia del mercado que, como señala el antropólogo Néstor García Cancilini, genera la necesaria aceleración del tiempo y el predominio del presente sobre el pasado, que requiere la industria global (Nike y sus derivados) para impulsar el consumo compulsivo. La estética de la moda, expresada en los concursos de belleza, las pasarelas, y la publicidad, incursiona con mayor frecuencia en terrenos de la controversia. Los anuncios de la firma de modas Dolce&Gabbana realizados por el fotógrafo David LaChapelle fueron retirados de toda Europa por incitar a la violencia sobre el cuerpo femenino, mientras en México el diseño de un vestido de María del Rayo Macías fue retirado del concurso de Señorita Universo por la controversia que causó la diseñadora al incluir en el vestido imágenes con las muertes de los combatientes cristeros colgados en postes, durante la última guerra civil de carácter religioso en México. Lo que ofendió fue el lugar, un concurso de belleza, en que se presentarían esas imágenes violentas acompañadas de otros referentes a iconos católicos. Mientras algunos artistas emergentes han usado las imágenes religiosas de forma paródica, las imágenes de la muerte en guerra siguen siendo un tabú en nuestros tiempos.

Al ingreso de la sala las imágenes fotográficas de un Jesucristo contemporáneo, marcan el inicio de una epifanía y del milagro: Jesucristo se ha transfigurado en top model. Su rostro ya no ostenta sangre o sudor, ni refleja dolor, en su lugar aparece la faz de un modelo rubio de facciones sajonas y mirada muy cool. El torso está ataviado con un traje de corte recto con solapas anchas, confeccionado en tela destellante, adornado con su heroica corona de espinas, que nos ofrece una versión acorde al espíritu de los tiempos fundamentalistas en que vivimos hoy.

Valerio GamezDentro del recinto, el visitante se encuentra un conjunto de maniquíes y vitrinas de aparador que convierten el espacio en un desfile de creatividad y fusión de las figuras canónicas (la virgen maría y su hijo, junior) con el lenguaje de la alta moda internacional (el catálogo de la exposición es un cross over entre Vogue y el catecismo del padre Amaro). Quizá en la mente de más de un devoto, se produce alguna asociación iconoclasta entre la madre-virgen joven de tez bronceada, ataviada con minifalda y manto y la anoréxica imagen de su pálido hijo, de corbata y camisa de cuello ancho; pero habría que señalar que se trata tan sólo del resultado del trabajo tan perfecto y dedicado del artista, que ha logrado recrear con toda exactitud los detalles y accesorios, dotándolos de un estilo contemporáneo sumamente elegante y respetuoso.

En los diseños de Gámez hay la más pura voluntad laica de traer a la actualidad el mensaje de la Contrarreforma, que se expresa en: botas para mujer hasta las rodillas en piel vacuna morada; una blusa de seda blanca que deja ver el ombligo, acompañada con un mantón bordado en hilo de oro sobre sedas violetas; para él, unos boxers de lycra strech color púrpura adornados al frente con pedrería que reproduce el símbolo del Vaticano, ideales para la época de adviento en las cálidas tierras latinoamericanas.

La obra de Valerio Gámez es una prueba de que el sentimiento doloroso se adelanta siglos a las estéticas posmodernas o tardomodernas. En cada una de sus exposiciones y acciones, Gámez ha demostrado que existen bases sociales e ideológicas que pueden trastocar el status quo de la sociedad con solo fundirlas (lo indígena con lo europeo, lo tradicional con lo casual) o presentarlas en el más auténtico contexto creyente. Esta hibridización de formas y contenidos reflejó hace siglos la odiosa conquista espiritual, hoy es la mejor expresión de un sentido de liberación y de la capacidad del arte para renovar la fe . Desde el casting que organizó el artista en 2002   para seleccionar al modelo que representaría al auténtico Juan Diego, el mítico indio que recibió el mensaje de la virgen de Guadalupe en su tilma, hasta su más reciente exhibición de la Industria Católica, el camino que recorre Valerio Gámez ha estado fraguado por el deseo de representar lo que artistas como Bernini y Rafael intentaron en su tiempo: construir la imagen divina   a semejanza de la del hombre.

Valerio Gamez

Valerio Gamez

 

Fotografías de : Miguel Angel Cordero

Comentarios

Comenta esta nota.
Envía tu mensaje en la sección CONTACTO

 

Fecha de publicación: 19.05.2007