De cómo el rock se convirtió en estética; Double Album: Daniel Guzmán y Steven Shearer

 

Steven ShearerSteven Shearer, Longhairs. 2004.

Axel Velázquez

Daniel GuzmánDaniel Guzmán, Sigue siendo rock and roll
para mí
, 2005
(foto de: www.kurimanzutto.com)

El Museo de Universitario de ciencias y Artes de la Universidad Nacional Autónoma de México presenta la exposición Double Album: Daniel Guzmán & Steven Shearer, un proyecto del curador Richard Flood que fue originalmente concebido y presentado en el New Musem de Nueva York.

A decir del curador, la exposición busca mostrar el punto de vista de personas que trabajan desde contextos diferentes sobre temas similares: en este caso, se trata del ámbito de las subculturas relacionadas con la música rock, el medio del espectáculo y el universo alterno contenido en las tiras cómicas de los 70 y 80, particularmente todos ellos aspectos que pueden llegar a ejercer un efecto perpetuador en la etapa adolescente.

En el trabajo de Guzmán y Shearer los elementos y factores de identidad que definen dichos ámbitos son usados como filtros o alter egos a través de los cuales los artistas representan su historia personal o las particularidades de su generación. En México dicha tendencia tiene amplia vigencia, pues ha permeado la labor creativa de otros artistas que también pertenecen a la generación de Daniel Guzmán, como Miguel Calderón, Carlos Amorales o José Luis Sánchez-Rull. La obra de estos artistas que tienen entre 35 y 45 años ha tenido un eco sobre el trabajo de la generación de los jóvenes creadores en México.

Double Album se refiere, evidentemente, a la manera en que la exposición esta estructurada: consta de dos secciones, cada una dedicada a uno de los artistas, que conviven sin mezclarse. Claramente la intención de esta decisión curatorial y museográfica infiere la pretensión de un efecto comparativo. El estilo pulido y convencional de Steven Shearer contrasta con la experimentación y los atrevimientos formalistas de Daniel Guzmán.

La sección dedicada el trabajo de Daniel Guzmán (1964), a modo de retrospectiva, incluye diferentes momentos dentro de su producción artística. Se agradece la oportunidad de ver obras de series de dibujos muy tempranas, como las que se muestran de la serie Carne Negra que algunos recordarán de la ya mítica exposición Acné, presentada en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México  en 1995.  Desde la época de Carne Negra Guzmán logró definir lo que seria su uso recurrente de la mezcla entre imagen y texto en sus obras graficas, en el momento en que se introduce en su obra su interés por el tipo de literatura representada por escritores de la generación Beat como William Burroughs. Frases que aparecen de manera aparatosa en los dibujos,  como ¿Qué clase de monstruo es usted? y Cosa Rica… revelan una pulsión de libido como tema subyacente.

Daniel GuzmánDaniel Guzmán, Carne Negra.

Dentro de las obras graficas, las piezas más notables son las que integran la serie Fe, Esperanza y Caridad (2001), donde, a través de una extensa selección de dibujos del artista y material impreso proveniente de fuentes diversas, se integran una serie de tres conjuntos o collages sobre muro que corresponden a cada una de las virtudes teologales. Las referencias que integran esta serie van desde imágenes religiosas a recortes de periódicos, letreros y anuncios urbanos, realizados con letras de plástico o estoperoles. Se puede decir que esta serie es una panorámica del mundo interno y al imaginario de Daniel Guzmán, y su potencia radica en establecer sus componentes como síntomas de la circunstancia social y el vórtice de condiciones e influencias en el cual creció y se formó como artista.

Uno de los aspectos más intrigantes de la obra de Guzmán es la manera en que se acerca a medios como la instalación y la escultura. Una pieza curiosa, titulada Kiss my ass (1996) consiste en muñequitos de barro que representan músicos folclóricos, típicos de la artesanía local, pintados a modo de la legendaria banda de música rock KISS. Como ejemplo del modo en que se amalgaman las influencias importadas de Daniel Guzmán y el contexto mexicano, la pieza funciona oportunamente. También son particularmente interesantes las soluciones escultóricas que ha logrado a partir del uso de bisutería. Una de ellas, Infinita Tristeza (2002), cuelga desde el techo de la galería como una cascada fina y dorada. La belleza de la pieza esta ligada a la naturaleza de su materia, donde la  joyería de bisutería se puede considerar como un recuerdo del frecuente autoengaño que para muchos es el único medio para lograr la satisfacción de aspiraciones y sueños.

Otra pieza, titulada I’m not a dirty old man (2002), es un extraño arreglo de objetos sin conexión aparente – una planta artificial  emerge del interior  de una caja de cartón que tiene escrita a mano en uno de sus lados la sentencia que da titulo a la pieza. El conjunto está sostenido por algunas botellas de cerveza vacías que actúan a modo de soporte. También es peculiar la obra de Guzmán en video. Uno de los videos seleccionados para la exposición, Momentos Irrepetibles (2000) muestra una toma cerrada al rostro del artista, ocupado en cantar sobre la pista de una selección de canciones de diversos géneros musicales. En un momento del video, Guzmán rompe en llanto, más bien nostálgico, mientras interpreta la popular canción Cuerpo sin Alma de Las Colombianitas.

Steven ShearerSteven Shearer, Band. 2005.

El lado B de la exposición, integrada por la obra del artista radicado en Canadá Steven Shearer (1968), es una recopilación de obras representativas en la trayectoria del artista en formatos como dibujo, escultura y pintura. La manera de trabajar de Shearer tiende a contemplar el uso tradicional de dichos medios, pues en casi todo su trabajo hay evidencia de la esmerada implicación técnica del artista en la factura de sus obras.

Daniel GuzmánDaniel Guzmán, Fé, Esperanza y Caridad (Detalle).

Shearer es internacionalmente conocido por su discurso visual establecido a partir de los clichés y los iconos  que integran la cultura y la identidad relacionada con la música rock y pop. Hay un claro dejo romántico en la manera en que Shearer manifiesta su tema, lo cual se puede observar en las pulcros y diminutos dibujos realizados con tinta o crayón sobre papel de series como Longhairs (2004), una exploración breve del uso del cabello largo como un rasgo de identificación por aquellos que hacen del rock ‘n’ roll su estilo de vida. Dicho tema cobra protagonismo en el dibujo al óleo titulado Hairy (2003), obra que funciona como comentario sobre la manera en que los elementos del arquetipo del rockero han llegado a tener tanta injerencia cultural que logran ocultar la personalidad de quien los asume y se convierten en un disfraz o personaje genérico. En ocasiones Shearer ilustra el exceso del idealismo del rock, y expone, con delicadeza, el final sublimado del personaje rebelde y alternativo de sus obras, tal como aparece en la serie de dibujos Band (2005).

La pieza de Shearer más publicitada de la exposición es una extraña estructura, diseñada de manera similar a un mueble, titulada Activity Cell with Warlock Bass Guitar (1997). Compuesta por una estructura de madera y un ensamblado de cojines, la unidad octagonal contiene un bajo eléctrico de extraño diseño esmaltado en negro, casi como una gema. Las ideas sugeridas por la pieza sobre las posibilidades de su uso evocan inevitablemente cierto hedonismo e indolencia, asociados con la vida del rockstar, que se cree complementan la creatividad de músicos y artistas.

Double Album es, finalmente, una exposición que a través del trabajo de dos artistas ofrece una visión de la manera en que ciertos aspectos de la cultura popular se imponen como paradigmas de una cultura y se introducen en el imaginario de toda una generación, ganando importancia hasta el punto de definir a los miembros de esta. Es también una oportunidad de analizar el modo en que esas referencias penetran a ciertos individuos y son exudadas para circular de nuevo en la sociedad, transformadas en arte.

Steve ShearerSteve Shearer, Activity Cell with Warlock Bass Guitar, 1997.
(foto de: www.newmuseum.org/exhibitions/21)

 

Comentarios

Comenta esta nota.
Envía tu mensaje en la sección CONTACTO

 

Fecha de publicación: 01.09.2008