El arte del performance para inocentes
Entrevista a Guillermo Gómez-Peña en 12 tracks

 

Lucero Velasco

Gómez-Peña es entrevistado por la escritora y artista joven Lucero Velasco, que sabe cómo hacerle hablar sin reservas.

Guillermo Gómz PeñaEste libro responde a dos retos. El primero es desmitificar el arte del performance, en especial la obra de Gómez-Peña, en español y para una nueva generación de artistas rebeldes en Latinoamérica. El otro reto es abordar las dudas que pueda tener un público no especializado que se pregunta por qué tantos artistas en todas las culturas del orbe eligen este extraño y difícil camino del arte viviente: un camino que los lleva a cuestionar toda forma de autoridad moral, estética y política.

El legendario “performancero” y escritor Guillermo Gomez-Peña, junto con su divertida sparring y cómplice Lucero Velasco, se embarcan en una serie de conversaciones cándidas y atrevidas para intentar bocetar la cartografía poética de un arte poco comprendido en Latinoamérica y, sin embargo, muy cercano a sus múltiples crisis. En este proceso, Velasco fuerza a Gomez-Peña a enfrentar, explicar y desarrollar muchos temas, manidos para el, entre los que se encuentran: el performance en su relación con el cuerpo, la identidad, el lenguaje, las nuevas tecnologías, la cultura popular y el activismo.

La propuesta de este texto es teorizar el arte viviente de una manera accesible para un público muy amplio, y rescatar las inquietudes más comunes que suelen surgir durante las entrevistas no especializadas. Como alguna vez lo dijera Gómez-Peña, “Un día me gustaría escribir un libro que no se le caiga de las manos a mi tía antes de la página 20”. Creemos que éste es el libro.

Comenzamos.

Track #1 Track #2 Track #3 Track #4 Track #5 Track #6 Track #7 Track #8 Track #9 Track #10 Track #11 Track #12

Track # 8: Lenguaje y poesía.
Espacio de arte Atipicachula. Colonia Roma, Ciudad de México. Abril de 2013.

LV: Te he visto citar a menudo a Vicente Huidobro. ¿Compartes con él las ideas de crear “fuera del mundo que existe, el que debiera existir” y ser un mago en tu arte?

GP: Cuando te encuentras en “modo performático” estás al mismo tiempo dentro y fuera del mundo. O más bien, estás en este mundo de otra manera. Cuando mi tropa y yo estamos “dentro” del performance, sentimos que el mundo que habitamos es más real que lo que acostumbramos llamar “realidad”. Para mí la “realidad” es una construcción cultural monstruosa. Esto lo entienden muy bien muchos poetas y artistas. A Huidobro le quedaba muy claro.

LV: Aunque has dicho que hacer performance y hacer poesía son trabajos muy diferentes, me gustaría saber si encuentras entre ambas manifestaciones algunos puntos de convergencia.

GP: Mi literatura es corporeizada, embodied, in English. El destino final de mis textos no es la página, sino el performance en vivo (spoken word) o el video, la radio o las nuevas tecnologías. Claro, después los editores se interesan en publicar antologías de mi obra. Cuando antologizo, por ejemplo, lo que he hecho los dos últimos años, armo el libro como un libreto hipertextual de performance. El lector puede entrar o salir por cualquier página. Posee la lógica de mi arte vivo, que es la misma lógica de mis pensamientos.

LV: Esto que mencionas de la literatura corporeizada me hace reflexionar que el propio texto, más allá de su destino o lo que el lector haga con él, podría pensarse también como cuerpo...

GP: ...y viceversa. El cuerpo humano también puede pensarse como texto.

LV: Tus poemas tienen una forma en la página. Tienes que tomar decisiones con respecto a los versos, el acomodo, el aspecto visual. ¿Qué me puedes decir sobre esto? ¿Es importante para ti?

GP: Claro. Por lo general yo ordeno mis textos en la página siguiendo el ritmo verbal y corporal del spoken word, o bien, los diseño para ser insertados en la pantalla de video o para ser proyectados en la pared de una galería. Trato de seguir un orden visual útil y claro, que también sea estéticamente satisfactorio.

LV: En tu obra utilizas diferentes lenguajes artísticos. Eres multidisciplinario. ¿Cómo es esta búsqueda de nuevas formas de expresión?

GP: Soy un artista y escritor rebelde que siempre anda en busca de lenguajes insólitos y de formas sorpresivas para comunicarme. Las formas artísticas tradiciones me aburren. La neta, aquí entre nos, me aburre la mayoría de la pintura, la escultura, el teatro y la danza más convencionales. Soy público atento y discreto pero me aburro fácilmente. Creo que nuestros tiempos y realidades complejísimas requieren lenguajes novedosos para interpretarlos.

LV: ¿Esto tiene que ver con tu condición de “posnacional”?

GP: ¿Lo de mi obsesión por buscar lenguajes híbridos? Claro, si uno desea hacer la crónica de las nuevas culturas latinoamericanas posnacionales, uno tiene que utilizar, necesariamente, lenguajes tan sincréticos como las mismas realidades culturales que deseamos articular.

LV: ¿Verbo y gracia?

GP: En mi barrio allá en San Pancho, Califas, el español se mezcla con el chino y el coreano, la música ranchera y norteña se fusiona con el hip hop y la electrónica; los murales se pintan en la carrocería de los autos y la guadalupana se viste de chola gótica con micro-falda y tacón de aguja. It’s just everyday life.

LV: Los idiomas híbridos que mencionas están muy presentes en tu poesía (la verdad es que yo los leo y de repente ya no sé ni en qué idioma estoy hablando…se ríe). ¿Cómo es tu exploración de las posibilidades de la lengua?

GP: Exploro varias vertientes literarias: la poesía en prosa, la poesía multilingüe, la crónica, el ensayo. En mi literatura performática a veces sampleo todas estas vertientes en un mismo texto. También me interesa inventar lenguajes insólitos como el “robo-esperanto”, que mezcla el español, el inglés, el francés, el latín, el náhuatl, el caló chicano y varios lenguajes tecnológicos (techno-speak).

Últimamente he trabajado mucho la poesía glitch, que es una suerte de ataque linguistico mini-epiléptico. Los críticos dicen que mi obra literaria es “ciberpunk,” o “ciencia ficción chicana.” Yo más bien creo que es costumbrista (pega una carcajada).

LV: En esta multiplicidad de voces, ¿alguna vez tiene cabida el silencio y sus posibilidades particulares de transgresión?

GP: Vamos a ver cuánto tiempo podemos estar aquí sentados en silencio. Corre el reloj…

ir a Track #7 ir a Track #9
  Fotografías de RJ Muna, cortesía del artista: www.rjmuna.com/2013/cervantino

Comentarios

Comenta esta nota.
Envía tu mensaje en la sección CONTACTO

 

Fecha de publicación: 20.10.2013