Héroes de papel, héroes de plástico

replica21

Carlos Zerpa

Buz Light Year

"Al infinito y mas allá…"
Buz Light Year

Un hombre de unos veinte años, se levanta de la mesa satisfecho de su almuerzo, cruza sus cubiertos sobre el plato y echa a correr, se va sin pagar… de pronto tres de los mesoneros corren detrás de él, el dueño del restaurante también corre detrás de él, todos van gritando: “al ladrón, al ladrón”, un policía de la zona corre detrás de el fugitivo sonando su silbato, esto sucede en un restaurante turístico a orillas del mar Caribe, en las costas orientales de Venezuela, el hombre cruza entre las sombrillas, brinca sobre los cuerpos de los bañistas que toman sol, pasa delante de nuestra mesa y se pronto se da cuenta que está a punto de ser alcanzado y atrapado; repentinamente y como último recurso, se detiene de un golpe, da un salto en el aire, se voltea emite un fuerte grito (kiai) “ULTRAMAAAAAAAN” y asume una posición de guardia de “karate”.

UltramanLos mesoneros se congelan al instante, el dueño del restaurante se paraliza de miedo, el policía casi se traga el silbato, por unos instantes el silencio es aterrador… todos en las mesas lo miramos con nuestras bocas abiertas, esperando lo peor, el hombre tiene una mirada que casi lanza fuego por los ojos, súbitamente corre de nuevo, corre velozmente cual liebre silvestre y se pierde en la distancia, todos quedamos en verdad atónitos…

¿Qué pasó?, ¿Qué nos sucedió a todos?.
Sin duda, es ese respeto que tenemos a quienes saben “karate”, es el miedo hacia esa dimensión oculta de las artes marciales, esa energía poderosa que emana de un “kiai”… lo más seguro es que ese hombre que huía, (por no tener como pagar su almuerzo), es que no supiera absolutamente nada de “artes marciales”, de seguro que ese individuo NO era karateca, tan sólo repitió los patrones que utiliza un karateca, movimientos que había aprendido sin duda de tantas películas de “acción” emulando quizás a Van Dame o a su héroe Ultraman y milagrosamente gracias a ellos, hasta a ese hombre se salvó de sus agresores, indiscutiblemente (aún siendo un ignorante en técnicas de combate) por la energía y el espíritu que emanan de las artes marciales… en verdad ese amigo prófugo fue salvado por Ultraman; esto sucedió hace muchos años, imagino que hoy en día tendría que salvarlo: Dragon Ball, Pickachu, Samurai X, o los Power Ranger.

Hoy en día, no hay una película o serie televisiva (de acción, humor o comedia), que no incluya una pelea de “karate”, desde Buffy la caza-vampiros, pasando por Doble Cara, los Caza fantasmas, La Pantera Rosa o Lethal Weapon, hasta llegar a la magistral Matrix, todas incluyen peleas de artes marciales; eso sin contar todas las películas de ese género (Jackie Chan, Van Dame, Chuck Norris, etc.). Muchos de los video clips de MTV están armados con bailes, katas y gestos tomados de las artes marciales, (el precursor fue, sin duda, Elvis Presley) desde Michel Jackson, Illya Kuriaki y los Valderrama, Eminem y hasta Marilyn Manson en sus conciertos, tira su patada de “round house” o su Yoko Geri… todos los cómics Japoneses están marcados por la lucha de Artes Marciales, y estos personajes, además, son llevados a figuras de plástico (maquetas) para jugar o coleccionar.

MatrixAhí puedes encontrar figuras de Evangelion, Pokémon o Digimon, Buzz Light Year de Toy Story, a quien al pulsarle un botón en su espalda, da un golpe de “karate” con su mano en forma de espada (shuto ushi) o figuras de los personajes del ayer como: Mazinger Z, Ultraman o Astro Boy, e incluso, reproducciones del maravilloso salto de “karate” congelado de la compañera de Neo en Matrix, de los personajes de Crouching Tiger Hidden Dragón, de La Máscara con Karate Gi, de Mortadelo y Filemón, o del Maestro Bruce Lee con sus nunchacos con heridas en la cara y en el pecho. A parte de estas figuras, también se pueden conseguir: revistas, cómics, video juegos, C-ROMs, libros, T shirts, emblemas, carteles, insignias, gorras, bandanas, DVDs, videos y pare usted de contar… todo sirve, claro está, (aparte de la comercialización de esta sociedad de consumo) para la difusión y la promoción de las artes marciales, para crear el amor de los más jóvenes hacia estas artes tan ajenas a nuestra cultura occidental, que comienzan poco a poco a formar parte (desde ya) de nuestra cotidianidad y de nuestra cultura.Astroboy

La palabra “karate” ha tenido una gran aceptación en el lenguaje universal, todo el mundo la acepta y la ha hecho suya; pienso que ya forma parte de todos los lenguajes en el mundo sin necesidad de encontrar otra palabra en otro idioma como sustituto o sinónimo; ella ha sido aceptada y, por ello, el Maestro Funakoshi debe de estar muy feliz y contento de este éxito; el uso de “términos” exactos que han sido tomados de otros idiomas es muy válido en estos momentos de “globalización” ¿acaso se ha pretendido alguna vez castellanizar el término: rock and roll?. Quien utiliza la palabra “karate” para designar a todas las artes marciales, está en lo cierto, por eso cuando yo digo “rock and roll” todo el mundo sabe de qué hablo, lo mismo sucede cuando digo: “pizza”, “Karate” o “performance”… así es de sencillo, la gente entiende.

Hay una imagen notable en la película de dibujos animados del Submarino Amarillo de los Beatles; y es cuando los cuatro de Liverpool entran a un cuarto lleno de imágenes, buscando un héroe que pudiese ayudarlos a liberar a Pepperland de Los Azules y ven que está lleno con muchas imágenes recortadas de héroes como: El Fantasma (el duende que camina), El Llanero Solitario, Roy Rogers, Tarzán, Mandrake el mago etc. Es entonces cuando uno de los Beatles (creo que fue John Lennon) le dice al grupo: no nos sirven, tan sólo son “héroes de papel”.

Ultrapeople

Yellow Submarine

Comentarios

Comenta esta nota.
Envía tu mensaje en la sección CONTACTO

 

Fecha de publicación: 28.04.2002