anterior
 

 

Las “mujeres del poder” se llevaron una buena cuota de la iconografía del 2004. Un ramillete de lideresas ha llegado a ser tan visible en la vida pública de la nación, que difícilmente habría hoy alguien que pusiera en duda la participación de las mujeres en la actividad política de México.

Marta Sahagún, Elba Esther Gordillo y Rosario Robles son la representación clara de que el pleno derecho de las mujeres a votar y ser votadas, como lo establece el artículo 34 de la Constitución desde hace 50 años, ha generado un nuevo ambiente en las luchas de los partidos.

El politólogo italiano Giovanni Sartori definió como homo videns a los políticos que se valen de la televisión para conquistar popularidad en la política. La constante presencia de estas mujeres en la panatlla chica –y en la prensa en general- convirtió a la esposa del presidente Fox, a la “lideresa moral” del magisterio de México y a la ex presidenta del Partido de la Revolución Democrática en el mejor ejemplo de la feminae videns. Sus caras están hoy indisolublemente ligadas a la actividad política de este país, aunque ninguna de ellas haya ganado nunca un puesto de elección popular.

fecha de publicación: 27.03.2012