anterior

El drama de los cubanos que intentan emigrar de Cuba llegó en 2003 hasta el paroxismo. Una familia de La Habana transformó una camioneta Chevrolet (Chevy truck) de 1952 en un vehículo anfibio al que echaron al mar en julio y con el que estuvieron a punto de desembarcar en la península de la Florida y reclamar el derecho a la inmigración en Estados Unidos.

Fotografías aéreas de la agencia AFP que fueron publicadas en diarios de todo el mundo mostraron la camioneta azul montada sobre unos tambos de agua que fungieron de flotadores. El dispositivo de transmisión del vehículo fue modificado para que en vez de hacer girar las ruedas traseras, diera movimiento a unas aspas e impulsara al navío.

La fuga masiva de cubanos registrada en 1994 había mostrado numerosas naves improvisadas sobre neumáticos de todo tipo de vehículos, desde pequeños Lada de fabricación rusa hasta tractores. El ingenio de los migrantes les condujo a construir cabinas con madera tomada de ventanas y muebles o con tubos de cañería, pero nunca nada comparable con la Chevy truck, de la que sólo quedaron las fotografías, pues como toda balsa que intercepta la Guardia Costera estadounidense, fue hundida en el estrecho de la Florida junto con la esperanza de libertad de aquella familia habanera, a la que retornaron a la isla.

fecha de publicación: 27.03.2012