anterior

La segunda guerra contra Irak nos dejó una nueva tecnología para la transmisión de imágenes: el videófono, un aparato con el que fueron dotados los reporteros que acompañaron a los batallones estadounidenses e ingleses en la cobertura de la ocupación, en febrero y marzo de 2003.

Muchas de las conflagraciones en la historia, desde que surgió el primer corresponsal de guerra (el inglés del Times de Londres, William Howard Russell, en Crimea de 1864 a 1867), han dejado alguna novedad tecnológica, un gadget que con el tiempo llega al resto de los consumidores.

La guerra entre Gran Bretaña y Rusia por controlar el mar Negro se apoyó en el telégrafo. La Primera Guerra Mundial en el teléfono, la Segunda Guerra Mundial en el telex y la radio, la Guerra de Vietnam en las emisiones diferidas por televisión y las Guerras de Centroamérica (El Salvador y Nicaragua) se escribió en decenas de computadora portátiles marca “Tandy”, antecedente de las laptops, que únicamente transmitía textos, conectada desde una línea convencional de teléfono.

Durante la Segunda Guerra Mundial hubo algunas fotos sobre combates y ataques aéreos, pero en realidad fue hasta Vietnam cuando las imágenes de un conflicto fueron materia cotidiana y se transmitieron por medio de un aparato que leía y transmitía señales lumínicas, punto por punto.

En la primera invasión a Irak fueron difundidas las grabaciones de los bombardeos sobre Bagdad, hechas desde el mismo panel de control de los pilotos de las aeronaves supersónicas; los videogames (videojuegos) fueron distribuidos por el Departamento de Defensa. En 1992 también fue posible ver la ofensiva en directo, captada por las cámaras de Cable News Network o CNN, desde la capital iraquí.

Ahora la movilización de decenas de miles de tropas sobre el desierto fue tomada por reporteros que viajaron junto con los soldados; se les denominó “reporteros encaramados” o embeded reporters. La voz y la imagen de los informadores se observaron en las pantallas de video desincronizados y lentos, pero la información fue finalmente transmitida sin requerir de camarógrafos, por medio de los videófonos, apoyados en transmisiones satelitales.

La imagen, la tecnología y la guerra estuvieron una vez más en un momento periodístico e histórico.

fecha de publicación: 27.03.2012