Jeannette Betancourt

anterior

Jeannette Betancourt

VII. ¿Dónde olvidamos al Lyubov Orlova? © 2013
       Instalación fotográfica
       112 x 35.5 cm.

Esta nave fue un crucero turístico en la Antártida. Cuando se hizo vieja para esta tarea, fue enviado a un puerto en Canadá donde se mantuvo allí hasta que se vendió en Haití como chatarra. Cuando era remolcado hacia su destino, accidentalmente se libera y, como no iba tripulado (aunque sí con combustible) se fue a la deriva, siguiendo la ruta inversa del Titanic. Canadá argumentó que como se perdió en aguas internacionales, ya no es su problema. Por lo tanto, se ha olvidado y dejado suelto al azar en las corrientes del mar. Si se revisa el internet, las últimas noticias sobre su paradero datan del 23 de febrero de 2013, donde se menciona como un "barco fantasma". Este enfoque convierte literalmente el océano en un basurero, donde la idea de "propiedad internacional" sirve más como una excusa que permite y justifica la contaminación.

fecha de publicación: 12.06.2013