Jeannette Betancourt

anterior

Jeannette Betancourt

II. EL ARRULLO
     Acrílico y detritus
     5 contenedores con dimensiones diversas.

Desde que los plásticos y polímeros entraron a formar parte de la vida    contemporánea como los envases de PET (Poli Etilén Tereftalato), entre otros derivados de petróleo, se ha incrementado la cantidad de basura que generamos y que termina -en gran medida- en el mar. Las corrientes marinas junto a la arena o rocas marinas crean un proceso de abrasión que reduce poco a poco el tamaño de los fragmentos estos objetos creando piezas minúsculas llamadas detritus. Algunas flotan en el océano formando grandes islas y otras regresan mediante el impulso de las corrientes, hacia las costas.

Muchas especies marinas y aves confunden el detritus con algas, plancton u otras formas de alimento y se los comen, produciendo así su muerte y la disminución o desaparición de especies marinas que ponen en riesgo el equilibrio de todo un ecosistema.

En estas cajas, se mecen los restos que regresó el mar en las costas de Rabat, Marruecos: forman parte de una recuperación que emprendo para valorar las formas de retribución que genera el mar a consecuencia de su contaminación intensiva.

fecha de publicación: 12.06.2013