La normalidad es pasajera
mayo de 2004

Replica21

Ricardo Atl Laguna Ramírez

Bueno, regresamos a la normalidad.

1.- Como muchas veces me ha sucedido, no sé por dónde empezar. Supongo que debo hablar de mi reciente experiencia y de cómo me han cambiado las cosas y de toooodo lo que hay alrededor de este regreso al mundo, a la vida. PERO NO, no tengo ganas de hablar de nada, me resulta difícil articular mensajes. Podría hablar sobre cualquier cosa, puedo incluso quedarme callado...

...para enunciar el vacío, para obtener y dar un poco de silencio, para evadir mi situación, para no sentirme expuesto, todavía, nuevamente o expuesto como los últimos meses.

2.- John Cage definió el silencio como la ausencia de intención, la pintura abstracta lo obtuvo, de algún modo, con la ausencia de narrativa, el arte mínimal con una excesiva síntesis o simplificación formal, Duchamp elimino la pintura de su obra para referirse con ello a la pintura misma, a las estructuras de representación (Y a todo ese choro multirrepetido que me tiene un poco cansado).

3.- Algunas frases Robadas:

“No queda sino batirse” (1).


“...Que es como decir, muchachos, les dije, que veía los esfuerzos y los sueños, todos confundidos en un mismo fracaso, y que ese fracaso se llamaba alegría.” (2)

“Y aquí estamos ahora, en la cuarta línea
de la   segunda página de este texto,
cada vez más     tengo la impresión
de que   estamos llegando  
a ninguna parte,   lentamente.  
      Mientras sigue la
  cuenta estamos llegando   a
    a ninguna parte.   Es un placer,
que continuara.   Si estamos irritados no es un placer,
Nada
no
  es un placer.  
      No            es  
  irritante   estar donde estamos,
    lo único
irritante
 
es pensar     que nos gustaría
     

estar en

otro sitio.
         
    Si alguien tiene sueño
Déjenle dormir” (3).      

 

“AHORA COMO NUNCA, era suya la absurda capacidad de sentirse fuera de lugar en todos lados. Era algo nuevo: ser eterno observador, estar invariablemente en el exterior. Al no ser propietario de ellos, los paisajes se pueden observar con mucha mayor precisión que antes, pero también uno es ajeno al panorama, incapaz de tocar el suelo, de sentir la brisa. La sensación de extrañeza era permanente. Sombra que recorría paisajes de otros, actor en escenario prestado y en obra equivocada, personaje de película ranchera en una comedia italiana. El vacío podía producirse en cualquier momento, intensificarse la normal sensación de estar fuera de lugar” (4).

4.- A veces la realidad se nos descubre como algo de güeva, muy jodido, abrumador y paradójicamente como de cuento, COMO DE CUENTO de Valadés como el de “La grosería”, “La muerte tiene permiso”. O alguno de esos que me recuerda algo del mundo que a veces, por incomodo o desagradable se vuelve lejano.

Pues bien, a mí; algo que no imaginaba, que me era ajeno, me cayo encima y me dio en la madre, me mando al tambo, me señala y me archiva como un mal sujeto, me pone un punto negro en la frente, con el culo a la pared, o un retardo en clase y mi cara en la red de los archivos policíacos, le dio el doble de canas a mis padres, me perdí la boda de mis mejores amigos, me dio el día de muertos, navidad, año nuevo y el puente Guadalupe Reyes a la sombra. Y encima, o como consecuencia, o como parte de todo, el regreso al local, al lugar común, a otro no lugar: La escuela, a un espacio que ahora se me revela ajeno, incomodo y vacuo. No porque lo sea, sino por que la realidad ahora es distinta para mí: en este salón, en el pasillo, a lo largo del patio, en el piso de arriba, en la acera de enfrente, en la calle, en el metro, en el micro, rumbo al sur, por la mañana, en la noche; todo lo que conozco sigue siendo lo que era, solo que ahora me dice otras cosas y las menos carecen de importancia.

Todo lo que conozco sigue siendo lo que era, solo que ahora me dice otras cosas y las menos carecen de importancia.

5.- Esta es la introducción a la Vita Nuova.

Y el paraje carece por el momento de horizonte.


“¿Que hay detrás de la ventana?” (5)

 

6.- Hoy. —————————————————————————Hoy no duermo más.

Recuento una a una las cosas que van cambiando,
que redescubro al regresar al camino.
¿Cuanto tiempo ha pasado?
Algunas horas parecen minutos.

LA NORMALIDAD ES PASAJERA.

 

 

NOTAS:
1. Pérez Reverte “ El Capitán Alatriste ” -Quevedo ebrio dirigiéndose a Dios.-
2. Roberto Bolaño “ Los detectives salvajes ” -Amadeo Salvatierra Calle Bucareli DF
3. John Cage, “ SILENCIO -- Conferencia sobre Nada” (paráfrasis de Ricardo Atl.)
4. Paco ignacio Taibo II “Regreso a la misma ciudad y bajo la lluvia”
5. Roberto Bolaño “Los detectives Salvajes”

 

Comentarios

Comenta esta nota.
Envía tu mensaje en la sección CONTACTO

Fecha de publicación: 05.06.2004